FILIPINAS: LA GUERRA SUCIA

Desde el pasado 30 de junio en que asumió el nuevo presidente, hubo 3.500 asesinatos en su gran mayoría relacionados con la droga. Duterte se había comprometido a hacer desaparecer el tráfico de drogas en seis meses. Se estima que hay más de tres millones de personas enganchadas con la droga. Duterte, llamado “el justiciero”, declaró guerra a la droga, con 35 muertos promedio diarios. La campaña sigue horrorizando al mundo, pero él seguirá “hasta que mueran los últimos productores y traficantes de droga”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s