Entrevista: Jesús Delgado

El encuentro entre Juan Pablo II y el Arzobispo Romero

 

delgado_3_1556744Jesús Delgado es un sobreviviente. vicario general de la Arquidiócesis de San Salvador, de 77 años, era el secretario personal del Beato Oscar Romero, arzobispo salvadoreño asesinado por un hombre armado el 24 de marzo de 1980 mientras celebraba misa en la capilla del hospital de la Divina Providencia, después de haberse opuesto a la violencia el régimen militar y luchando junto a los pobres. “Ese día,” dice, “en lugar de Romero tenía que estar yo en el altar. El asesino no conocía personalmente a Romero y le fue encargado de disparar el celebrante. Si lo pienso, todavía tiemblo. Pero es como estar unido a su martirio. Considero que es una advertencia de la gracia: tengo que vivir como vivió Romero “.

 

¿Qué es lo que recuerda de ese día?

“Fue un lunes. Romero el día antes había pronunciado una homilía muy dura contra el régimen militar. Para evitarle estrés adicional y las preguntas de los periodistas le aconsejé tomarse un día libre y yo me iba a ocupar de todas sus citas. “Está bien”, respondió. Luego miró a la agenda: “Y ustedes”, dijo en tono de broma: a las dos debía ver a su padre espiritual, el psicólogo a las tres, a las cuatro el dentista. “Y usted no puede ser mi sustituto porque yo soy el penitente y el paciente.” Luego añadió: “Vaya a la capilla del hospital de la Divina Providencia e inicie a celebrar la Misa; yo lo alcanzaré y celebraremos juntos.” Estaba a punto de irse y regresó: “Mejor no, no quiero comprometerlo en esto; yo celebraré la misa esta noche ‘”

 

Cuando llegó la noticia del asesinato ¿qué sintió?

“Un gran dolor, a pesar que por desgracia el clima en torno a él se había vuelto muy pesado”.

 

romero-gpii_1556764Usted fue testigo de la primera reunión, en 1978, entre Romero y Juan Pablo II. ¿Qué se dijeron en esa ocasión?

“Wojtyla había sido elegido recientemente. Después de la audiencia general en la plaza de San Pedro, Romero se dirigió al Papa diciendo que era arzobispo de San Salvador y el Papa con el dedo levantado, dijo: “Ten cuidado con el comunismo!”. Romero se agitó inmediatamente y luego respondió de inmediato: “Sí, Santo Padre, entiendo su preocupación, pero debo decirle que el comunismo en El Salvador no es lo mismo que en Polonia. En mi país acusan de comunista también a quien habla de la Doctrina Social de la Iglesia”. Y Wojtyla frunció el ceño, obviamente no contento de esa respuesta. Romero después de eso tenía una impresión negativa: “Siento que con este Papa no me entenderé mucho”, dijo, “es muy diferente de Pablo VI”.

 

Casi un diálogo de sordos.

“Sí. Le dije: Despacio Monseñor, acaba de convertirse en Papa, no está familiarizado con América Latina. Debemos orar por él”.

 

La amargura de Romero ¿se prolongó incluso después?

“Cinco meses más tarde tuvimos que ir a Francia. Le dije que debíamos ir a Roma porque no se puede ir a Europa sin pasar por Roma. Y Romero dijo: “Esta vez no me voy, no me entiendo con este Papa”.

 

¿Y usted?

“Esto significa, le dije, que en su biografía escribiré un capítulo sobre la negativa de ir a Roma a reunirse con el Papa. Una hora más tarde me dijo que cambiara el pasaje”.

 

¿Cómo fue este segundo encuentro con el Papa?

“Muy bueno. El Pontífice le animó y le dijo ir adelante y que iba a rezar por él que era el Vicario de Cristo para el pueblo de San Salvador. Un acuerdo sellado cuando Juan Pablo II, en enero de 1979, llegó a Puebla, México, para inaugurar la reunión del episcopado de América Latina”.

 

¿Por qué la Iglesia ha demorado tanto tiempo para beatificar a Romero?

“Un papel decisivo en este retraso lo ha jugado el cardenal Alfonso López Trujllo (Colombia, que murió en 2008) que no le gustaba en absoluto Romero y no sé por qué. Él estaba a cargo de América Latina por el papa y tenía un gran poder. Él se había opuesto al nombramiento de Romero como arzobispo y era muy crítico de su estilo pastoral “.

 

¿Por qué? ¿Cual es su opinión?

“Me dijeron que en una de la reunión del CELAM se produjo un enfrentamiento muy animado entre Trujillo y Romero. Después de este incidente, la relación entre ambos se deterioró sin remedio. Una cosa es cierta: López Trujillo no amaba a Romero y lo hizo todo para obstaculizar la causa de canonización diciendo que había que esperar y examinar bien todos los documentos. Era una excusa para tomar el tiempo”.

 

Tenaz oposición…

“Después de haber analizado toda la charla de Romero, y no haber encontrado nada en contra, Trujillo hizo todo para retrasar el procedimiento. Los documentos nunca llegaron a la Congregación para las Causas de los Santos que tenía que examinarlos. El momento más difícil fue cuando Ratzinger, entonces prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, después de examinar durante siete años todas las homilías y discursos de Romero dijo que desde el punto de vista teológico eran ortodoxos y perfectamente en línea con la enseñanza de Iglesia. López Trujillo se opuso una vez más y dijo que los documentos se debían examinar desde el punto de vista de la doctrina social de la Iglesia, ya que, según él, Romero había hecho un montón de entreveros. Este análisis duró siete años más. Al final no se encontró ninguna objeción, incluso en esto; Ratzinger dijo que se debían firmar todos los documentos y enviarlos a las Causas de los Santos, pero López Trujillo se opuso y le dijo que esperara. Mientras tanto, en 2005 Ratzinger fue elegido Papa. Una semana antes de su renuncia, escribió de puño y letra una carta a la Congregación para la Doctrina de la Fe para pedir que todos los documentos relacionados con la causa de Romero, lo más pronto posible, fueran devueltos a las Causas de los Santos”.

 

¿Qué le pasó con la carta?

“Llegó a la Doctrina de la Fe, pero nadie la abrió, nadie sabe por qué. Cuando llegó Francisco, el postulador de la causa, monseñor Vincenzo Paglia, lo informó de la existencia de la carta de Ratzinger para desbloquear la causa. Bergoglio dijo: “Muy bien.” Y, por último, el desbloqueo, deseado por Benedicto XVI, llegó a ser operativo con Francisco. Papa Ratzinger era muy consciente de que no había ningún obstáculo para proclamar a Romero santo y actuó en consecuencia “.

 

¿Quién fue Monseñor Romero?

romero_1556777“Primero que todo, un hombre de Iglesia, que para él era todo: su casa, su cielo, su sueño y su seguridad para la salvación del alma. Era un cristiano que tenía en el corazón la salvación de las almas, educado, en esto, por los jesuitas. Pero Romero cura era muy tradicional y muy diferente del Obispo Romero. Si antes miraba más alto, a Dios, después bajó la mirada, al hombre. Fue un cambio radical, una conversión. En mi libro se realiza una comparación, por contraste, entre el arzobispo Romero y el sacerdote de la parábola del buen samaritano que ve el dolor y sigue  adelante. Romero no, no permanece indiferente al grito de sufrimiento de su pueblo. Y él actuó “.

 

¿Qué desencadena en Romero esta conversión?

“La muerte del padre Rutilio Grande (jesuita asesinado junto con dos catecúmenos sólo un mes después de su entrada en la diócesis), que era un gran amigo suyo. Grande se había identificado con los campesinos, con los pobres. Eso le valió un montón de malentendidos antes los jesuitas de la provincia de Centroamérica. Los jesuitas, de hecho, no practicaban ningún ministerio en favor de estas personas; para ellos era más importante trabajar para educar a los hijos de las grandes familias ricas que trabajar con los agricultores que no tienen poder. Padre Rutilio Grande rompió con este esquema, dijo que Jesús se hizo campesino, no profesor universitario: pobre con los pobres. Cuando murió, Romero dijo que era tiempo de relevarlo y que él tomaría el lugar de su amigo en defensa de los pobres “.

 

Antes ¿él no lo había hecho?

“En una manera diferente. Cuando era un cura de San Miguel era como Robin Hood, tomando el dinero de los ricos ayudó en las obras de caridad y compró comida y ropa para los pobres. Romero tenía un concepto bastante “oligárquico”, por así decirlo, de la salvación: debemos ayudar a los ricos para que los ricos ayuden a los pobres. En cambio padre Grande le hizo entender que es el pobre el que convierte al rico y que los sacerdotes deben caminar con los pobres. Ellos nos ayudan a ser verdaderos discípulos de Jesús entre la gente rica. Fue un cambio interesante. Como obispo Romero dijo que los ricos no pueden limitarse a hacer caridad, sino que tienen que hacer una opción preferencial por los pobres mediante la eliminación de las injusticias en la raíz. P. Grande le dijo a Romero que si no se hubiera convertido en pobre no habría sido capaz de servir a los pobres “.

 

¿Se esperaba este cambio?

“El mérito es del padre Rutilio Grande, que en realidad ¡era un santo! Sin su muerte la conversión de Romero hubiera sido mucho más largo y más dolorosa”.

 

¿Cuál es el legado de Monseñor Romero para América Latina y la Iglesia?

“La conversión del corazón. Una conversión que no es posible sin la encarnación. Hacer esta experiencia hasta el final es un gran mensaje para toda la Iglesia. Romero no sólo ha predicado la opción preferencial por los pobres, la ha vivido en la vida concreta hasta la muerte. Era una crítica viva para obispos y sacerdotes listos para cualquier conveniente alianza con el poder del mundo, en contra de la mentalidad por la cual la espada y la cruz siempre deben ir de la mano. Romero rompió con todo esto: si la espada es injusta, la cruz debe hacer frente a la espada y de pie junto a las víctimas. Cuando el poder de los militares ve que Romero ha ido en esta dirección, decide matarlo porque no lo necesita más. Romero murió como un pobre para los pobres “.

 

¿Cuando espera ver Romero Santo?

“Pronto. Tengo esperanza que en los próximos dos años será beatificado el padre Rutilio Grande y canonizado Romero “.

 

¿Cuál fue el mayor milagro realizado por Romero?

“La conversión lenta de los ricos que se le oponían. Otro gran milagro: se terminó dentro de la Iglesia de la manipulación política de monseñor Romero. ¡Finalmente!”
http://www.famigliacristiana.it/articolo/quando-papa-wojtyla-disse-a-romero-attento-ai-comunisti-poi-capi.aspx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s