VATICANO: ORACION POR LA CREACIÓN

Se celebró el 1º de setiembre pasado en toda la Iglesia y en forma solemne por el Papa en el Vaticano, la Jornada Mundial de Oración para el Cuidado de la Creación.  Esta Jornada, a celebrarse anualmente, fue instituida por el Papa Francisco en agosto del año pasado, en consonancia con la Iglesia Ortodoxa y para dar continuidad al tema de “Laudato Sii”. La iniciativa del 1º de septiembre como día dedicado a esta Oración, fue del Patriarca ortodoxo Dimitrios en 1989, a la que ahora también la Iglesia Católica se adhiere. En una declaración  conjunta con la Iglesia Católica, también las Iglesias Evangélicas de Europa se adhirieron a la Jornada. En el Mensaje papal titulado: “Tratemos con misericordia nuestra casa común” se dice que “el planeta sigue recalentándose; el año pasado ha sido el año más caluroso jamás registrado y el 2016 lo será más todavía. Este fenómeno climático provoca sequía, inundaciones, incendios y calamidades cada vez más graves. Los pobres del mundo que son los que menos responsabilidad tienen en los cambios climáticos, son los que más sufren sus efectos”. Por eso el Papa habla de una “deuda ecológica de los países ricos para con los países pobres, la que tendrán que pagar con ayuda financiera y técnica”. Invita a “reconocer como pecados estos hechos, porque cuando se maltrata a la naturaleza, también se maltrata a la persona humana, a los pobres y a las futuras generaciones”. Insiste en la urgencia de una “conversión ecológica” y de un “cambio en el estilo de vida”. Recuerda el aporte cotidiano que todos pueden dar, tal como “hacer uso moderado de los plásticos y del papel; no derrochar agua, ni alimentos o energía eléctrica; clasificar los residuos; utilizar el transporte público; compartir el mismo vehículo con otras personas; respetar los demás seres vivientes..”. El Papa niega rotundamente que “estos aportes sean demasiado pequeños para mejorar el mundo; por el contrario, provocan un bien destinado a difundirse y un estilo de vida más sostenible, sin vivir obsesionados por el consumo”. Elogia los esfuerzos que se están haciendo a nivel político y ecuménico; y a los cristianos pide que a las siete obras de misericordia se añada una octava: el cuidado de la creación. Datos recientes informan que el planeta pierde 12 millones de hectáreas de tierra fértil por año (33 mil hectáreas por día). Dos tercios de África son desierto creciente o tierras áridas en un continente de 1.200 millones de habitantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s