ESTADOS UNIDOS: UNA LECCIÓN A LOS POLÍTICOS

Unas 5.670 Hermanas de Estados Unidos confederadas en la LCWR (=Conferencia de Liderazgo de Mujeres Religiosas), han enviado una carta a los candidatos presidenciales en la que reclaman “civismo en el discurso publico y decencia”. La LCWR engloba a las 80% de las 40 mil religiosas de Estados Unidos, que no solo se ocupan de su ministerio propio, sino que participan activamente de la vida de la sociedad. Piden una campaña electoral “libre de la retórica del miedo en un clima que nos paraliza por el extremismo ideológico y un excesivo espíritu de parte. Hay que preservar los principios y valores sobre los cuales el país está fundado, practicando el diálogo en la búsqueda del bien común”.

Lamentan que en el país la política esté marcada por el interés propio y la retórica degradante. El problema no son las diferencias, sino la manera con la que se proclaman. “Hay que frenar las palabras que faltan al respeto, deshumanizan o demonizan a los demás, para abrirse a la escucha atenta y a un diálogo constructivo. No podemos dejar que nos ganen las voces del odio y del miedo”. En una palabra las religiosas, en nombre del pueblo del que hacen parte, piden una campaña más civilizada y menos feroz, “donde las diferencias no se transformen en disolventes capaces de destruir nuestra convivencia”. De alguna manera, la voz de las religiosas suple la de los obispos que recién a fines del año pasado habían publicado un documento en vista de las elecciones del noviembre próximo: “Formando la conciencia para ser ciudadanos fieles”. Muchos católicos se abstendrán por no saber si votar por la Clinton que apoya expresamente el aborto o por el racista Tromp. Al mismo tiempo se ha tenido noticia de que 70 influyentes personalidades del partido republicano piden que se deje de gastar dinero en la campaña de Donald Trump.

Afirma la carta: “Creemos que las imprudencias, incompetencia y el record de impopularidad mundial de Trump arriesga con convertir la elección en una avalancha demócrata. Trump ha desatado una campaña de ira y exclusión, durante la cual él se ha burlado y ha ofendido a millones de votantes, incluidos los discapacitados, las mujeres, los musulmanes, los inmigrantes, las minorías. Ha mostrado tendencias autoritarias como prohibir a toda una religión entrar en el país, permitir a los militares violar la ley para torturar a los presos, golpear a familias de sospechosos de terrorismo y otras medidas ilegales y anticonstitucionales”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s