“AMORIS LAETITIA”: RECEPCIÓN Y CONTESTACIÓN

En una reciente entrevista el teólogo argentino Victor Manuel Fernández ha hablado de “Amoris Laetitia” como parte importante de la reforma que el Papa impulsa. Empieza diciendo que “el pedido de Evangelii Gaudium de que las Conferencias Episcopales tengan mayores atribuciones, incluyendo alguna autoridad doctrinal, parece no haber tenido eco. Los avances de la reforma de la curia vaticana son muy lentos, no porque el Papa no los aliente, sino porque los teólogos y pastores no parecemos reaccionar con generosa creatividad.

La curia vaticana solo tiene importancia en la medida que es una ayuda para el Papa y el colegio de los obispos. Es solo una ayuda para el “ejercicio” de su ministerio y puede estructurarse de maneras muy diversas; el Papa habla de una “saludable descentralización”. También en la recepción de Amoris Laetitia  algunos se entretienen excesivamente, a favor o en contra, sobre la cuestión de la comunión a los divorciados vueltos a casar. El Papa ha abierto esa puerta a partir del discernimiento especial de algunas situaciones, pero lo ha considerado un tema secundario como lo muestra el mismo lugar que ocupa en el documento en comparación con el resto de los temas. Los temas centrales que el Papa quiso destacar están en los capítulos 4 y 5. Llama la atención la reacción de algunos grupos católicos que se resisten a aplicar el documento con toda la riqueza que contiene, solo porque están molestos con el modo de tratar lo referido a las situaciones irregulares. Estos grupos minoritarios han reaccionado con especial virulencia ante Amoris Laetitia, pero tampoco habían sido entusiastas con Evangelii Gaudium y menos con Laudato Sii. Se han expresado frente a ellos con ironía y desprecio. La mirada sobrenatural hacia la función del Papa en la Iglesia parece estar ausente en estos grupos. Pero, gracias a Dios, no es esta la actitud de la inmensa mayoría del pueblo de Dios. Hasta en Argentina, la patria del Papa, hubo fuertes movimientos mediático-políticos tendientes a ridiculizar al Papa Francisco, pero una reciente encuesta realizada por el periódico Clarín muestra que el Papa tiene un 75% de imagen positiva y solo un 4% de imagen negativa. Así se confirma la discreta y silenciosa fidelidad del pueblo de Dios. Por otra parte el testimonio que Francisco está ofreciendo al mundo ha ayudado a que la Iglesia sea tenida más en cuenta, se la escuche con más atención y se produzca una nueva receptividad frente al Evangelio y a la persona de Jesús. Los frutos comenzarán a verse con el tiempo, pero no podemos negar que se han abierto para la Iglesia nuevas posibilidades evangelizadoras que deberíamos aprovechar mejor”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s