ESPAÑA: IGLESIA Y FRANQUISMO

Se han conmemorado los 80 años del alzamiento del general Francisco Franco que provocó el inicio de la guerra civil española, la que en menos de 3 años produjo  cerca de medio millón de muertos y 130 mil desaparecidos. En esta fecha conmemorativa el historiador Hilari Raguer dejó una entrevista esclarecedora. Raguer es un monje benedictino de la abadía de Monserrat (España), prestigioso historiador, autor de varios libros sobre la guerra civil.

Sus ideas disienten mucho de las habituales de la mayoría de la jerarquía católica española, a la que invita a pedir perdón por ser heredera de la Iglesia de 1936. Al recordar lo que sucedió el 18 de julio de 1936, Raguer rechaza la connivencia del Vaticano con el golpe, mientras que la Iglesia española al poco tiempo se echó en brazos de los golpistas. Estas son sus palabras: “La Iglesia Católica no tomó parte de la conspiración golpista, pero deseaba y esperaba un golpe del ejército después de la victoria de las izquierdas en febrero del 36. Más tarde, cuando se produce el lanzamiento, la Iglesia se lanza en brazos de los militares. Esto se debió al hecho de que la Iglesia estaba identificada con la derecha y se sentía perseguida por el Frente Popular. Los insurgentes sin embargo no se caracterizaron por apoyar la religión. Fue con el pasar de los días que el conflicto se transformó en guerra religiosa. Es falso que el golpe se diera por defender a la Iglesia; es un mito que se construyó. Ni el general Franco ni nadie hablaron de cruzada religiosa. Pero debido al apoyo exterior que se necesitó (de Alemania e Italia) para ganar la guerra, para los sublevados era muy importante la bandera religiosa, unida a la del orden y la propiedad. Durante y después de la guerra civil se produjo una represión brutal por parte del bando franquista, con el silencio cómplice de la Iglesia. La Iglesia española debe pedir perdón por su postura en la guerra civil, no por su  culpabilidad en la organización y declaración del alzamiento, pero sí por haberse sumado a una guerra entre hermanos; no supimos ser ministros de reconciliación. La Iglesia alemana, la Iglesia argentina, la Iglesia chilena han pedido perdón. La española parece la Inmaculada Concepción, la que no tiene culpa de nada”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s