BRASIL: RESPUESTA A LA FALTA DE CURAS

obispo emérito de Xingú, Erwin Krautler
obispo emérito de Xingú, Erwin Krautler

Hay alrededor de 70 mil comunidades en Brasil que no tienen misa los domingos por falta de sacerdotes. En la diócesis amazónica de Xingu (con una superficie equivalente a la de Alemania), 800 comunidades cristianas son acompañadas por tan solo 27 sacerdotes. El 70% de las comunidades amazónicas pueden participar solo tres o cuatro veces en el año de la Eucaristía. El Papa Francisco pidió a los obispos brasileños “soluciones valientes y concretas” para enfrentar este problema. Una de las propuestas más frecuentes es la de los “ministros ordenados locales”, para esas zonas específicas.

El sacerdote y teólogo Antonio José de Almeida, profesor de la Universidad Católica de Paraná, dedicó a este tema un artículo reciente titulado: “Presbíteros comunitarios para  las comunidades sin Eucaristía”. La propuesta es: “ordenar líderes laicos, célibes o casados, profundamente arraigados en comunidades eclesiales maduras, es decir con una historia de camino eclesial y de vida comunitaria, con ministros no ordenados (de la Palabra, del culto, de la caridad) integrados a la Iglesia Local”. Los ministros ordenados locales servirían únicamente a la comunidad en la que viven y podrían seguir insertados en la vida familiar y profesional. En el caso que no tuvieran trabajo o lo hubieran pedido, podrían ser ayudados y sostenidos por la comunidad. Igual que todos los sacerdotes, administrarían los sacramentos, guiarían la comunidad en nombre del obispo; su peculiaridad sería vivir y trabajar dentro de su propia comunidad. Serían elegidos directamente, dos o tres, por la propia comunidad con el beneplácito del obispo; y esto ayudaría enormemente frente a las dificultades que se encuentran con misioneros de otras culturas. José de Almeida insiste: “No basta ordenar a “viri probati”; deben estar insertos en la comunidad”. Los que no se adhieren a este planteo,  argumentan que entonces habría dos categorías de curas (de primera y de segunda clase) y además que este sería el comienzo del fin del celibato. Por su parte la Conferencia Episcopal Brasileña ya instituyó una comisión para reflexionar sobre este tema y hacer propuestas. La comisión está constituida por los obispos Raymundo Damasceno, Claudio Hummes, Valdomar de Oliveira, Sergio Castriani; hasta ahora sin embargo no hubo progresos significativos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s