VATICANO: SHONBORN DEFIENDE “AMORIS LAETITIA”

En una entrevista al p. Antonio Spadaro, director de Civiltá Cattolica, el obispo de Viena Christoph Shonborn dijo que “la Exhortación Postsinodal es evidentemente un acto del magisterio papal y no la expresión de simples opiniones como quieren sus críticos. El Papa ejerce su rol de maestro, pastor y doctor de la fe. Es un documento de la Iglesia de gran calidad, de sagrada doctrina que actualiza la Palabra de Dios y la enseñanza de la Iglesia. Cómo leemos el Vaticano I a la luz del Vaticano II, así ahora debemos leer las precedentes intervenciones del magisterio sobre la familia, a la luz de esta. “Inclusión” es la palabra clave del documento. Se supera la distinción entre “regulares” e “irregulares”, porque todos somos sujetos al pecado y todos necesitamos misericordia. No se trata de relativismo. El Papa es muy claro sobre la realidad objetiva del pecado.

En el plano de los principios, la doctrina del matrimonio y de los sacramentos es clara y el Papa la ha nuevamente expresada con claridad. En el plano de la disciplina, el Papa tiene en cuenta las situaciones concretas sin que haya que esperar una normativa general aplicada a todos los casos. Hace falta un discernimiento pastoral en cada caso porque el grado de responsabilidad no es igual en todos los casos. Ya Juan Pablo II habla en este sentido en “Familiaris Consortium”, párrafo 84. No existe una norma general que pueda contemplar todos los casos en forma exhaustiva. Por lo tanto no se habla más automáticamente de situación de pecado mortal en casos de divorciados vueltos a casar. Es posible que en ciertos casos, el que se encuentra en situación objetiva de pecado no sea subjetivamente culpable y pueda recibir la ayuda de los sacramentos, inclusive la Eucaristía. Cerrar los ojos frente al prójimo y a su realidad en nombre de los principios, es también cerrar los ojos frente a Dios”. A lo dicho por el obispo de Viena contestó en otra entrevista Carlo Cafarra, ex arzobispo de Bologna y refiriéndose al párrafo 308 dijo: “No prefiero una pastoral más rígida, sino simplemente una pastoral más clara, menos ambigua. Personalmente, y así piensan muchos cardenales, obispos y laicos, deseo que no haya confusión. Además “Amoris Laetitia” debe leerse también a la luz del magisterio anterior”. Según Cafarra hay puntos del documento que están en contradicción con el magisterio anterior. Por su parte Ennio Antonelli, arzobispo emérito de Florencia, pidió “una aplicación atenta y sabia, capaz de iluminar los puntos oscuros, y mejor todavía si hay ulteriores indicaciones por parte de la autoridad competente”. Según el actual arzobispo de Bologna Matteo Zuppi “la invitación del Papa a las familias es vivir un amor no idealizado sino posible. Lamentablemente se sigue insistiendo sobre el único tema de la comunión a los divorciados, olvidando las hermosas páginas sobre el amor conyugal, la educación de los hijos, la unión de la familia, el rol de la conciencia”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s