ARMENIA: HUMILDAD Y ECUMENISMO

image576e0306a91ba4.22822370El Papa Francisco pidió una bendición para él y la Iglesia Católica al patriarca de los Armenios Karekin en un gesto de profunda humildad “para que Dios bendiga nuestro camino hacia la plena unidad”, a lo que Karekin contestó con un abrazo y tres besos, en el marco de un estruendoso y larguísimo aplauso del pueblo presente.  

El Papa abogó por la unidad que no debe ser “ni sumisión ni absorción”, encontrando plena disponibilidad en el patriarca; ambos se comprometieron a “recorrer con determinación el camino hacia la plena comunión entre nosotros”. Francisco, como ha hecho con Bartolomé y con Kirill, busca en pie de igualdad el acercamiento mutuo, tal como lo hará en el próximo octubre con la conmemoración del medio milenio de la Reforma de Lutero, a pesar de las críticas que todo esto le supone por parte también de sectores católicos. Francisco invitó a la reconciliación con Turquía: “Solo la caridad cristiana es capaz de sanar la memoria y curar las heridas del pasado, para poder mirar con serenidad el futuro, olvidando “la fuerza engañosa de la venganza”. Ambos han denunciado el fundamentalismo religioso y “la inmensa tragedia de la persecución de los cristianos en Oriente Medio” en una declaración conjunta y condenando las guerras porque “los pueblos tienen urgente necesidad de pan y no de armas”. El vuelo de las palomas hacia el monte Ararat, que ahora está en Turquía, fue todo un símbolo de paz y reconciliación cristiana. Los Armenios llevaron al Papa a visitar el Memorial donde está grabado el nombre de Benedicto XV como uno de los “justos”, porque por tres veces se dirigió al Sultán protestando contra la masacre de todo un pueblo. El Papa Francisco lamentó él también, otra vez el “genocidio”, suscitando la pronta reacción del gobierno turco. El vice primer ministro turco Nurett Canikli dijo: “El Papa y el papado llevan todavía huellas de mentalidad de cruzados. El Papa no es imparcial, tratándose de una guerra civil que tuvo muertos de un lado y de otro”. Acusó al Papa de “favorecer a los miembros de una sola religión” (la cristiana). El portavoz del Vaticano, p. Lombardi, contestó que “el Papa no hace cruzadas. No se ha expresado contra Turquía con espíritu de cruzada. El Papa no predica guerras sino reconciliación y paz; su voluntad es construir puentes y no muros”. El gobierno turco amenazó con provocar otra vez una crisis diplomática con el Vaticano ya que las palabras del Papa “no ayudan a la paz y estabilidad en el Cáucaso”. Del 30 de septiembre al 2 de octubre el Papa volverá al Cáucaso para visitar Georgia y Azerbaiyán.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s