ESTADOS UNIDOS: DESPUÉS DE ORLANDO

El obispo Robert Lynch en una declaración breve y contundente con motivo de la masacre de Orlando, manifestó: “Hace tiempo se tendría que haber prohibido el uso de armas de asalto, fuera del área del ejercito. Si uno es realmente pro-life también tendría que luchar para eliminar la venta de estas armas que se terminan por usar contra personas inocentes. Estos hombres y mujeres abatidos eran todos hijos de Dios, hechos a su imagen. ¿Cuándo llegaremos a creerlo? Catalogar a las personas en razón de su religión, de su orientación sexual, del color de su piel, de su nacionalidad, es algo aberrante a los ojos de Dios. Es absurdo prohibirles la entrada al país a los musulmanes; hay tantos buenos musulmanes amantes de la paz y de Dios, cuantos hay entre católicos, metodistas, mormones o adventistas del séptimo día. ¿Cuándo aprenderemos esto?”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s