CONCILIO PANORTODOXO: TENSIONES INTERNAS

Kirill y Francisco
Kirill y Francisco

Las Iglesias Ortodoxas que reúnen a 250 millones de creyentes en el mundo, los tres cuartos en Europa oriental, están presentes en Creta para su Concilio, por primera vez desde el año 787. A pesar de una preparación que se viene dando desde hace más de cincuenta años, en el encuentro faltan cuatro de las 14 Iglesias Ortodoxas: Antioquia, Bulgaria, Georgia y sobre todo Moscú. El Patriarcado de Moscú es el que más fieles tiene (los dos tercios de todos los fieles ortodoxos en el mundo). El Patriarca Kirill  dirigió un mensaje a los patriarcas y primados reunidos en Creta, aprobando la legitimidad del “encuentro” (no habló de Concilio) como preparación al (futuro) Santo y Gran Concilio con la presencia de todos.

Dice: “El encuentro puede constituir un paso importante para la solución de las controversias existentes”. El metropolita ruso Hilarión había hablado de “una brutal agresión al reglamento mismo del Concilio que establece que debe ser convocado con el consenso de todas las Iglesias”. Efectivamente en Chambesý (Suiza) en enero pasado todos habían concordado las fechas, el lugar y los temas. No escapa a nadie cierta arrogancia del triunfalismo ruso que se ufana de “tener el segundo lugar en el mundo por número de cristianos, detrás de la Iglesia Católica”  como dijo Hilarión, mientras el patriarcado de Constantinopla tiene  solo cinco mil. Con respecto a la defección de Moscú, el primado de la Iglesia de Creta Irineo dijo: “El patriarcado de Moscú quiere asumir el rol histórico de “primus inter pares”; de allí las divergencias. La no presencia de Moscú sin embargo no invalida las decisiones que se tomarán”. El obispo ortodoxo Evangelos Yhantidis: “No es obligatoria la asistencia, si bien es preferible. El patriarcado de Moscú tiene la fuerza del número, pero si la Iglesia de Ucrania llegara a ser autocefala como ha pedido, ya no sería la más numerosa. Además es un Sínodo de carácter pastoral, no un Concilio Ecuménico como los del primer milenio. La ausencia de Moscú no es decisiva”. Están presentes en la asamblea los tres patriarcados antiguos de Constantinopla, Alejandría y Jerusalén, los dos patriarcados modernos de Serbia y Rumania, las cinco arquidiócesis de Chipre, Grecia, Albania, Polonia, Checo-Eslovaquia. Lo que ha apurado el encuentro este año, ha sido la situación dramática, de persecución de los cristianos también ortodoxos en Oriente Medio y en el mundo. Uno de los temas de fondo que causan división es la relación con las demás Iglesias cristianas. El Patriarcado búlgaro afirma que más allá de la Iglesia Ortodoxa no existe ninguna otra “Iglesia”, sino que solo hay herejías y cismas; que la unidad cristiana no se perdió nunca, porque la Iglesia Ortodoxa ha estado unida siempre; que los heréticos y cismáticos han de volver a la Iglesia Ortodoxa y obedecerle por ser la única Iglesia verdadera. El encuentro entre el Papa y Kirill ha reavivado la aversión no solo de los búlgaros sino de muchos otros, hacia la Iglesia Católica. Los Patriarcados de Grecia y Serbia rechazan como inaceptable el nombre de “Iglesia” a las confesiones cristianas distintas de la ortodoxa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s