CHILE: “UNA EDUCACIÓN SIN ALMA”

Arzobispo Chomali
Arzobispo Chomali

El arzobispo de Concepción Fernando Chomali escribió una carta pastoral el 3 de junio titulada: “Esperanza en un Chile que sufre”. Chomali advierte “cierto pesimismo generalizado carente de esperanza que dificulta la convivencia nacional” y analiza sobre todo el tema de la educación y la juventud. Escribe el obispo: “La educación está siendo hoy animada por el espíritu de competencia. A los niños se les enseña a competir, no a compartir. La calidad de la educación depende de los recursos económicos que disponen los padres.

La desigualdad socio-económica creciente en Chile, empieza desde lo educacional. En Chile la pregunta es: “en que colegio estudiaste” y la respuesta te encasilla para toda la vida. Hay “buenos” o “malos” alumnos simplemente si se tienen buenas o malas notas. Hay vencedores y vencidos ya desde la infancia. Se define el futuro del joven por la nota que es vista como un fin en si misma, como si el alumno fuera solo eso. Esto lleva a modos fraudulentos de obtener los resultados, que se replicarán el día de mañana con trenzas y acomodos. Es una educación sin alma y muchos quedan, abandonados y heridos, por el camino. Con el proyecto de ley que legaliza el aborto, la competencia va a comenzar desde el útero materno. No hay espacio para hijos enfermos ni hijos no deseados. Es la lógica del descarte”

El obispo también hace autocrítica: “Miembros de la Iglesia abusando de menores han hecho muchos daño no solo a las víctimas sino a la fe pública, opacando la hermosa labor de tantos otros. Muchos empresarios corruptos han estudiado en los mejores colegios y en las mejores universidades del país; aún en colegios y universidades católicas. Lo mismo vale para quienes financiaron al margen de la ley sus campañas políticas. Deberían pedir perdón y renunciar; sería un óptimo ejemplo para los jóvenes. El pragmatismo y la competencia son dos cabezas de un monstruo que no lleva a la paz social, a la justicia  y mucho menos a la fraternidad”. Chomali pide a las autoridades que “cuiden de los jóvenes que son el patrimonio más preciado que tiene Chile”. Y a los jóvenes, que “sueñen y luchen por un mañana mejor como lo han hecho Gabriela Mistral o el padre Hurtado. ¿Qué se puede esperar de un país donde la desconfianza se ha apoderado del alma de las personas y la respuesta es aislarse, recluirse con cerrojos y tan solo criticar a los demás? La enseñanza que gira en torno a la competencia, orientada a generar productores y consumidores, no es el camino; deja de lado lo ético, los valores humanos fundamentales. El silencio y la indiferencia frente a los 700 mil jóvenes que no trabajan ni estudian, duele. En Chile tres de cuatro niños sufren algún tipo de abusos. Chile es el país con mayor porcentaje de niños nacidos fuera del matrimonio. El abandono de la mujer y el divorcio son una epidemia. Quiero destacar el desconocimiento del valor de lo religioso, relegado al ámbito únicamente privado. La gran reserva moral y espiritual de Chile son los pobres que creen en Dios y luchan honestamente. Ellos mantienen en pie el país”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s