ARGENTINA: JUSTICIA PARA EL CURA BARRENDERO

Los Hermanos del Evangelio, una institución religiosa relacionada con la espiritualidad del p. Charles de Foucauld, se han presentado ante la Justicia para pedir que se investigue la desaparición forzada del sacerdote Mauricio Silva durante la dictadura militar, el 14 de junio de 1977. La presentación es patrocinada por el CELS (Centro de Estudios Legales y Sociales). La congregación se presenta como parte querellante en un juicio por crímenes de lesa humanidad, acompañada por el hermano del sacerdote, José Silva que reside en Venezuela.

Mauricio Silva había nacido en Montevideo y fue ordenado sacerdote en Córdoba en 1951 dentro de la congregación salesiana; fue compañero de escuela del obispo Jaime de Nevares. A principios de la década del setenta pasó a los Hermanitos del Evangelio. La vocación de estos es trabajar en medio de los pobres y vivir como ellos. En 1974 Mauricio se hizo cura obrero, trabajando como barrendero dependiente de la municipalidad de Buenos Aires. Participó inclusive de la acción gremial, pero no se adhirió ni a los grupos guerrilleros ni a los Curas del Tercer Mundo. Su vocación era vivir con otros la vida religiosa en el anonimato y dar un testimonio de fe desde las entrañas del pueblo trabajador. Fue secuestrado mientras trabajaba, por uno de los famosos Ford Falcon blancos que usaban los asesinos a sueldo de la dictadura. Y no se supo más nada. Las autoridades eclesiásticas de la época tampoco hicieron gestiones ni aportaron datos. Ahora el caso está en manos de la Justicia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s