(entrevista) El Padre Ojeda habla de la Biblia, la ciencia y el rock´n roll

 

padre-ojeda-620x400Esta es una ampliación del reportaje al p. Ojeda publicado el Domingo 22 mayo de 2016, en La República.

“He tratado siempre de presentar las cosas como son. De no disimular que en la iglesia cometemos y tenemos errores”, afirmó el sacerdote.

 

“¿Quién dijo la Biblia, la ciencia y el rock’n roll no pueden juntarse en un programa de radio?” Con esta pregunta que se hizo el padre Eduardo Ojeda, que cumple funciones en la actualidad en la Iglesia de San Cayetano, ubicada en La Unión, y que en sus varias décadas como religioso ha estado en misión católica en varias zonas de Montevideo, y quien es el conductor del programa “Biblia, ciencia y rock and roll”, que se emite en la madrugada de los lunes en radio Oriental, se inició esta más que interesante charla de LA REPÚBLICA, la cual transitó por estos tres enormes temas que ocupan gran parte del interés de millones de personas en el mundo, de las cuales, cientos de miles se encuentran en nuestro país.
Así como en su programa, que va desde la hora 3 a las 5 de los lunes, en esta entrevista, Ojeda nos invita a viajar por el mundo del conocimiento, la palabra de Dios, los acontecimientos del día y la buena música.

Cuénteme un poco de su historia de vida
Soy montevideano, tengo 62 años, de familia católica pero no practicante. Cuando tenía 14 años vinieron a mi casa los testigos de Jehová y empezaron a hablar de la Biblia y demás, y a mí me entró la curiosidad de averiguar. Vi que tenían una visión muy sesgada y odio hacia la Iglesia Católica lo que me llamó la atención. Yo me decía católico, pero en realidad no era, porque no participaba. Había tomado la comunión a los 8 años. Después de leer la Biblia, que me gusta mucho, empecé a descubrir mi fe. Me integré a una comunidad cristiana en la parroquia del Reducto. Mi párroco era Mons. Scarrone,  obispo emérito de Florida. Ahí me empecé a formar en el grupo de jóvenes y me integré en la comunidad.

¿En qué momento se decidió a ser padre?
A los 16 años. En ese momento ingresé al seminario. Me gustaba mucho trabajar en catequesis con niños y adolescentes. Fui docente del Oficio Catequístico Diocesano. Ahí empezó mi tarea.

¿Y cuándo le despertó el ‘bichito’ de hacer radio?
Descubrí siendo joven aún que me gustaba la radio. Estuve en radio María un tiempo, pero como no gustaba la propuesta de programa que tenía, que era un diálogo entre la fe y la cultura. Hablaba de temas actuales, polémicos, hacía reportajes, traía canciones, le daba espacio a la gente. También tenía un programa bíblico que gustaba a la dirección hasta por ahí. Como veía que había mala onda, me fui. Es que dentro de la iglesia no hay una cosa monolítica. Hay algunas personas muy conservadoras, muy retrógradas, para las que el Concilio Vaticano II no ocurrió todavía. Luego, desde la dirección de radio Oriental, que pertenece a la Diócesis de Montevideo me abrieron un espacio en “Entre todos”, que va de 12hs. AM a 3hs., y empecé a trabajar. Después ese segmento gustó y me ofrecieron el horario de 3 a 5de la mañana de los lunes, y acepté.

¿En qué consiste su propuesta?
Muchas veces se acusa al creyente de ser irracional, de no tener en cuenta los avances de la ciencia.
A mí me gusta mucho la ciencia, leo mucho, y en especial la paleontología. Leía por hobby y nunca pensé que me iba a servir tanto. Lo usaba en catequesis para que los niños vieran que el relato de la Biblia tiene muchos símbolos que no hay que tomarlos literalmente, si no caeríamos en una actitud fundamentalista burda y sin sentido. Uso la ciencia como un conocimiento importante que nos ayuda a descubrir a Dios. Esto no es nada nuevo, lo dijo Isaac Newton. Muchos científicos son creyentes. Eso de que son todos ateos es mentira.

Es que parecen conceptos antagónicos
Esa contraposición existe en la mente de los evangélicos fundamentalistas de EEUU, que siguen pensando que la teoría de la Evolución de Darwin es una invención demoníaca. No queremos insultar a la inteligencia de la gente. Nuestra propuesta del programa es descubrir como la fe, la ciencia y la cultura tienen que ver, y se relacionan.

Esto también lo trato de rescatar en mis columnas de la revista “Umbrales”, donde he comentado temas de rock, tango, folklore, candombe, tanto en  español o inglés, como ser de Los Beatles o de los Rolling’s Stones, Ruben Rada, Mercedes Sosa y otros cantantes.

¿Y de ahí su idea de sumar el rock a su espacio?
Sí. Presento buena música. Cuando es en inglés la traduzco para que la gente entienda lo que dice la letra. No solo la belleza de la música. Hay muchos temas muy lindos. Por ejemplo, el cantautor Manu Chao que tiene muchas canciones que hablan de la marginalidad, problemas sociales. Es un hombre que mamó eso de muy chico porque su familia escapó del franquismo. Uso mucho Internet, que es una fuente de conocimiento.

¿Cuáles temas aborda en su programa?
En el último hablamos del Bossón de Hicks, conocida como “la partícula de Dios”, la que permitiría a la materia tener masa. Es muy interesante y mucha gente no lo sabía. Los temas salen de propuestas de los oyentes por SMS, Facebook, mail. Además tengo un segmento sobre lo que se dice falsamente sobre la Iglesia Católica. Hay gente que nos calumnia. Otras dicen cosas que son en parte ciertas, pero después las agrandan. Falta difundir las cosas buenas que se hacen que son muchas. Y a pesar de la hora, la gente participa, comenta, tengo bastantes oyentes. En una audición promedio, tengo alrededor de 15 SMS y 5 llamadas al aire.

¿Ese ida y vuelta es fundamental para el éxito de una propuesta, si no se transformaría en un monólogo?
Eso es bueno. Se sabe si, que  el programa tiene llegada.

¿Qué repercusiones tiene su propuesta a la interna de la Iglesia y de la gente?
Me lo comentan. Han venido a la parroquia a conversar, personas que antes no habían hablado con ningún otro cura o gente que ha vuelto a hacerlo después de varios años. No todos los oyentes son católicos, sino de otras religiones, o gente abierta a la búsqueda espiritual.

Respecto a los compañeros, son pocos los sacerdotes que lo escuchan por la hora, pero me han dicho que les gusta, que les parece positivo, y que sea en vivo. Me llaman panaderos, camioneros, taxistas que trabajan a esa hora, y que la radio los acompaña, y  son gente abierta al diálogo.

Trato de hacer algo para que la gente pueda dialogar u opinar lo que piensa, sin ofender a nadie, sin que nadie se enoje o lo censure. Paso todos los mensajes, positivos o no.

A los enojados les aclaro mi posición. Hay algunos más católicos que el Papa, y dicen que la música que paso es profana, que debería pasar algo más suave y religioso, que hable de Jesús y de María. Sí, paso de estos temas, pero también de las otros. Es un aprendizaje continuo, porque no soy periodista.

¿Y la selección musical se hace en concordancia con los temas a tratar en el programa?
A veces sí. La otra vez tratamos la incomunicación y pasé un tema de Charly García que dice ‘tanta gente hablando a tu alrededor’. En la parte de noticias sacó información de todos los diarios, como ser LA REPÚBLICA, el País, sobre todo de la revista Umbrales, en la cual trabajo,  siempre citando la fuente.  Sobre las noticias, trato que sean positivas y no sólo relacionadas con la Iglesia, sino con todos los temas, como la paz. Tengo la inquietud de hablar de temas científicos que son importantes y la gente no conoce.

¿Cómo ve la apertura de la Iglesia con la llegada del papa Francisco y del cardenal Sturla en nuestro país, lo que parece que genera un lugar para todos?
El Papa ha tratado que la Iglesia no sea una censora de los demás, no sea juez. No todos los sacerdotes eran así, había sacerdotes con muy buen sentido común desde antes del concilio. La Iglesia es servidora de la humanidad, y como tal tiene mostrar un mensaje de esperanza. Hay que darle un sentido a la vida. Y si mi programa puede colaborar con esto, sería bárbaro.

Hay mucha gente sola, con miedos, que me llama y trato de escucharla, aconsejarla, acompañarla. Me he sentido muy entendido y agradezco a radio Oriental. En otros tiempos de la Iglesia hubiera sido difícil hacer un programa con estas características. Si debo expresar mi opinión siempre aclaro cuando es opinión mía, y cuando es el parecer de la Iglesia.

¿Esos enfoques no quieren decir que sea mejor o peor, sino que en las diferencia está lo bueno del mensaje?
He tratado siempre de presentar las cosas como son. De no disimular que cometemos errores y que los tenemos. Por ejemplo, eso ocurrió  cuando traté  el tema de los abusos de menores de parte de algunos sacerdotes o religiosos, sobre todo por el programa de televisión,Santo y Seña,  estoy de acuerdo con que hay que denunciar las cosas y parar la mano a estos delincuentes, pero no estoy de acuerdo con el enfoque sensacionalista que se le dio al tema en ese programa, y aclaré algunas cosas. La violación de celibato de un adulto no es lo mismo que un abuso de un menor. Hay que separar los temas. Y el programa de Nacho Álvarez, no tuvo el sentido común de hacerlo.

¿Cuáles son los temas de la actualidad que más lo preocupan, desde la visión de la iglesia y desde la suya?
De la iglesia trato los temas que importan; la familia, la violencia en todos sus niveles, la integración, la marginación de las personas, como ayudar a los inmigrantes, la violencia doméstica, el bullying. Y desde lo doctrinal, como encarar las apariciones de la Virgen, cuáles son las auténticas, que significa, el sentido, desde la óptima del mensaje de Jesús. Las devociones, el diálogo con las demás religiones, el aborto, el racismo, la intolerancia, el diálogo. Todo lo que tiene que ver con la construcción humana nos importa.

¿Si la iglesia no se reinventaba, no hacía ese proceso, tendía a desaparecer, y todo eso lo generó el Papa?
Francisco no subió por casualidad. Hay un movimiento de pueblos que pedían el cambio en la Iglesia. En Austria ha habido una rebelión de los católicos. Algunos dicen que son unos rebeldes, pero no se puede desacreditar todo. Hay críticas que son injustas, pero otras no tanto.

Francisco lo vio muy claro. Él surge de esa inquietud. Quien más hizo para que él surgiera fue Benedicto XVI. No es fácil su tarea, es un viaje de arena gruesa. Hay que tener buenos colaboradores. Somos pecadores. Al propio Jesús uno de sus apóstoles lo traicionó. Si trabajás con seres humanos tenés ese problema. Y hay muchas cosas que se tapan o algunos miran para otro lado. Pasa en la sociedad, y la iglesia no es ajena a eso.

LA FRASE
“En Europa son demasiado conservadores y por eso es más difícil. Allí la Iglesia está muriendo. No tienen ímpetu misionero alguno. Están anclados a los dogmas. Se olvidaron que la Iglesia debe ser algo vivo, es el pueblo de Dios”.

LA FRASE
“Hay muchas cosas que se tapan o algunos miran para otro lado. Pasa en la sociedad, y la iglesia no es ajena a eso”.

¿SABÍA QUE?
“No todos pensamos igual”

Al plantearle la idea de que a veces la gente piensa que la Iglesia tiene una posición única, Ojeda puntualizó que “no es así. No es monolítica. No todos pensamos igual. Enfocamos el mensaje cristiano, iluminando la realidad, pero esas lecturas tienen matices. En lo esencial si estamos de acuerdo”.

LA IDEA DEL PAPA FRANCISCO GENERA DEBATES TEOLÓGICOS

¿’Papizas’ sí o no?

Consultado sobre cuál es su opinión sobre la apertura que ha hecho el Papa a las mujeres y la posibilidad de que haya una ‘papiza’, el sacerdote aseveró que “hay hermanas que tienen a su cargo parroquias, como la de San Lorenzo, en Cno. Repetto, en Montevideo. Si están autorizadas por el obispo, pueden casar, bautizar, dar la comunión a los enfermos.

Eso es no sólo por la falta de sacerdotes. La parte más activa de la comunidad católica son las mujeres. Las catequistas de niños y adolescentes son en su mayoría mujeres. Lo de que haya diaconisas es una propuesta del cardenal Martini, basado en el Nuevo Testamento donde se  nombra a diaconisas. La palabra diácono significa servidor. Hay un debate teológico. Espero que haya. En América Latina no habría problemas”.

Demasiado conservadores

Sin embargo añadió que “en Europa son demasiado conservadores y por eso es más difícil. Allí la Iglesia  está muriendo. No tienen ímpetu misionero alguno. Están anclados a los dogmas. Se olvidaron que la iglesia debe ser algo vivo, es el pueblo de Dios. No se que va a pasar. El papa Francisco no puede abrir todas las puertas de golpe porque tiene que caminar con el pueblo de Dios. A él se le pueden ocurrir muchas ideas, pero de ahí a que el resto de la iglesia acompañe esto es muy complicado. Ha tenido mucha resistencia en la curia romana. No es fácil reformar la iglesia, como los partidos políticos, las instituciones. Los hombres tenemos mucho miedo a los cambios, nos cuestan”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s