PAPA FRANCISCO: ENTREVISTA A “LA CROIX”

El director del diario católico francés Guillaume Goubert entrevistó al papa Francisco en el Vaticano. Preguntado sobre el tema de los inmigrantes el Papa contestó: “no se puede obviamente abrir las puertas a los inmigrantes de manera irracional. Pero es otra la pregunta que hay que hacerse. ¿Porqué hay tantos inmigrantes? El problema inicial han sido las guerras en Oriente Medio y África; y además el sistema económico actual que idolatra el dinero y provoca el hambre de muchos. El 80% de los bienes de la humanidad está en manos del 16% de la población. El mercado necesita del estado para controlarlo y equilibrarlo, para que se pueda llegar a una economía social de mercado. También hace falta integrar a los inmigrantes, no guetizarlos. Los terroristas hijos de  musulmanes en Bruselas son de nacionalidad belga, pero crecidos en un gueto. Por el contrario el nuevo alcalde de Londres que es musulmán se ha integrado plenamente aún conservando su cultura. Una política de integración es necesaria sobre todo ahora que en Europa hay un vacío demográfico, debido a una búsqueda egoísta de bienestar”.

Sobre el terrorismo islámico: “hay que preguntarse como ha sido exportado un modelo demasiado occidental en países como Irak o Libia. No se puede imponer una cultura sobre otra. En Libia antes había un Gadafi, ahora hay 50”. Después de haber explicado como se desestabilizó toda la región de Oriente Medio, el Papa habló de Francia y del tema de la laicidad. “Los estados deben ser laicos; los estados confesionales terminan mal. Una laicidad sana, que no quiere decir laicismo, debe permitir la exteriorización de la propia fe. Si una mujer musulmana quiere poner el velo, que se le permita; lo mismo la cruz para los cristianos (es el estado que ha de ser laico, no las personas o las instituciones). Si hay leyes que afectan la conciencia de un creyente, se debe respetar como un derecho la objeción de conciencia aún para los funcionarios públicos”. Se le preguntó al Papa qué pensaba de la disminución de sacerdotes. “Pongo el ejemplo de Corea. Por dos siglos Corea fue evangelizada por laicos. Para evangelizar no hace falta necesariamente que haya curas. Corea es hoy tierra de santos y mártires, con una Iglesia fuerte. Por el bautismo, animados por el Espíritu Santo, también lo laicos pueden y deben evangelizar. El verdadero peligro es el clericalismo. Es un pecado que se comete entre dos, como en el tango. Los sacerdotes clericalizan a los laicos y éstos por comodidad quieren ser clericalizados. Siempre es vigente la tentación de hacer de un buen laico, un Diácono Permanente. Es un error, sobre todo en América Latina. Si la religiosidad popular es allí muy fuerte es debido a los laicos, a pesar de ser muchas veces incomprendida por el clero”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s