IOR: “REGLAS MUY SEVERAS”

Según Jean-Baptiste de Franssu, presidente del banco vaticano IOR (Instituto de Obras para la Religión) “se completó la obra de saneamiento” querida por el Papa Francisco en orden a una mayor transparencia. Se cerraron 4.935 cuentas desde el año 2013. “Ahora es imposible lavar dinero en el IOR. Las reglas son muy severas y el personal ha recibido  la adecuada capacitación”, dijo. El balance 2015, presentado el pasado 12 de mayo, se cierra con 17 millones de euros útiles, mucho menos que los 69,3 millones del 2014; y con un capital de 654 millones de euros. Los clientes del IOR son actualmente 15 mil: únicamente la Santa Sede, Ordenes Religiosas, Instituciones católicas, miembros del clero. El director general del Banco Gian Franco Mammí añadió: “Si bien hubo una flexión, puedo decir que hoy el IOR es absolutamente limpio. Se ha reordenado toda la clientela, sobre la base de una reglamentación hoy muy precisa. Los abusos del pasado se explican por la ausencia de un ordenamiento y reglas estrictas”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s