PAPA FRANCISCO: “EL RELOJ SE HA PARADO”

En una importante carta a Marc Quellet, presidente de la Pontificia Comisión para América Latina, el Papa escribió que “la Iglesia no es una élite de curas, consagrados y obispos. No es el pastor que le dice al laico lo que tiene que hacer o decir; los laicos lo saben tanto o mejor que nosotros. El clericalismo no solo anula la personalidad de los cristianos sino que tiene una tendencia a disminuir o desvalorizar la presencia del Espíritu Santo en cada bautizado. Es justo que el laico tenga hoy exigencias de nuevas formas de organización y celebración de la fe”. El Papa reconoce que la realidad de hoy es muy distinta de la que se vivía hace 30 años. “Se decía a menudo: ‘Es la hora de los laicos’; pero parece que el reloj se ha parado. El clericalismo  es una de las deformaciones más fuertes que la Iglesia de América Latina tiene que enfrentar. Es tratar a los laicos como mandaderos, coartar las iniciativas, los esfuerzos y las osadías necesarias para llevar el Evangelio a todos los ámbitos. Es apagar el fuego profético que la Iglesia está llamada a testimoniar”. El Papa insiste diciendo que el “Espíritu Santo no es propiedad de la jerarquía”. La visibilidad de la Iglesia no debe depender solo de la acción  y la palabra “de unos pocos elegidos e iluminados”. Sigue diciendo: “Sin quererlo hemos caído muchas veces en la tentación de pensar que el laico ‘comprometido’ es el que trabaja a nivel de parroquia y de diócesis y poco nos hemos interesado en acompañar a los que luchan afuera en su vida cotidiana y pública. Sin darnos cuenta, así  hemos generado también una ‘élite laical’ creyendo que son laicos comprometidos solo los que trabajan en ‘las cosas de los curas’ y hemos olvidado, descuidado al creyente que lucha por vivir la fe en el mundo. Estas situaciones el clericalismo no las ve, ya que está muy preocupado por dominar espacios más que por generar procesos en la fe. Se trata de discernir las cosas con la gente, no para la gente o sin la gente. Los laicos son los protagonistas de la Iglesia y del mundo, a los cuales estamos llamados a servir, no a servirnos de ellos”.   

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s