DESPUÉS DE LESBOS: ¿SÍNODO ECUMÉNICO EUROPEO?

En el viaje de vuelta en el avión el Papa, hablando con los periodistas se manifestó impactado y dolorido. Dijo que “hay guetos en Europa porque no ha habido una política de integración y algunos de los terroristas han salido de allí. Hace falta una educación para la integración. Cerrar las fronteras no sirve. No hay que hacer diferencia entre los que huyen de la guerra o del hambre; hay que ayudar a todos”. Mostró emocionado unos  dibujos infantiles que le habían alcanzado; en uno había un sol que lloraba, en otro un niño que moría ahogado en el mar. Invitó a los traficantes de armas a visitar un campo de refugiados. Hablando de los que criticaban este viaje relámpago, citó una frase de madre Teresa de Calcuta: “Es tan solo una gota en el mar… pero el mar no será el mismo después de esa gota”. El Papa contó también de una mujer cristiana casada con un musulmán que fue degollada por los terroristas por no querer renegar de su fe; la historia se la contó el propio marido llorando. En el avión también le preguntaron sobre la Exhortación Apostólica y la comunión a los divorciados. Dijo: “Yo no soy santo y esta insistencia me provoca fastidio y tristeza. Este no es el problema más importante de las familias. La familia está hoy en crisis, los jóvenes no quieren casarse, baja la natalidad, falta trabajo, los chicos crecen solos. Estos son los grandes problemas”.

El Papa en su avión de regreso a Italia llevó consigo a tres familias de prófugos sirianos, en total doce personas todas musulmanas que se añadirán a las dos familias que ya están siendo hospedadas en el Vaticano. Se trata de seis adultos y seis menores que serán alojados inicialmente en la Comunidad de San Egidio y su mantenimiento correrá a cargo del Vaticano. La de san Egidio es una organización católica conocida internacionalmente por ser experta en ecumenismo e impulsora de procesos de paz. Ya la Comunidad tiene un proyecto ecuménico junto a los valdenses y evangélicos italianos para hospedar a mil personas del Líbano, Marruecos y Etiopia.

A ella se debe la propuesta de un Sínodo Ecuménico Europeo entre católicos, ortodoxos y protestantes para hacer frente a este drama humanitario, en la línea del ecumenismo de la caridad impulsado por el Papa Francisco y el patriarca Kirill en Cuba. Escribe el fundador de la Comunidad, profesor Andrea Riccardi: “Actualmente los gobernantes ortodoxos de Grecia son más hospitalarios que los gobernantes católicos de Hungría que cierran las fronteras y levantan muros. En setiembre del año pasado el Papa había pedido a cada parroquia europea recibir a los refugiados. El llamado no tuvo la respuesta que merecía. Pregunto si este no es el momento de convocar rápidamente un Sínodo Ecuménico con los representantes de todas las iglesias cristianas de Europa para enfrentar esta situación. El Papa y el patriarca Bartolomé podrían convocarlo. Queremos rechazar esta “violencia” como dijo el Papa, que levanta muros y rechaza personas que solo huyen de condiciones inhumanas”. Hay otras Lesbos en Europa. En Calais (Francia) hay de cinco a seis mil personas que intentan ir a Inglaterra y a fines de febrero el gobierno francés les ha destruido sus ranchos. No quieren volver atrás. Desde Calais a Inglaterra hay tan solo 30 km. por el Canal de la Mancha. Sin embargo a los prófugos se les impide cruzar legalmente el canal; solo a través de los traficantes lo logran, pero con abultadas sumas de dinero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s