Argentina AZUCENA VILLAFLOR: EN EL JARDIN DE LOS “JUSTOS”

4f06188272280

Presente la hija Cecilia De Vincenti, en el “Jardín de los Justos” del Monte Stella de Milán (Italia) fue plantado un árbol en honor de su propia madre, Azucena Villaflor de De Vincenti. Azucena, argentina y ferviente católica, ha sido la fundadora de las Madres de Plaza de Mayo y fue asesinada por los militares en 1977. El concepto de “justo” adoptado por los judíos en favor de los que ayudaron a los judíos en la segunda guerra mundial, es aquí reservado para todos los que luchan denodamente por la dignidad humana. Este año se han elegido a seis mujeres: una de Argentina y las demás de Darfur, Afganistán, Irak, India, Sicilia. Azucena Villaflor, madre de 4 hijos, uno de los cuales desaparecido, es la que dio comienzo, con 13 madres de desaparecidos, a la ronda en silencio en Plaza de Mayo el 30 de mayo de 1977. Se habían reunido para manifestar frente a la casa de gobierno, pero debido a la orden policial de circular, la manifestación se transformó en ronda alrededor de la plaza. Tenían un pañuelo blanco en la cabeza, sobre el cual estaba escrito el nombre del hijo. Las madres se reunían en la iglesia de la Santa Cruz. La ronda todos los jueves por la tarde fue una constante espina en la bota de los militares. El 10 de diciembre de 1977 las madres publicaron en el Día Mundial de los Derechos Humanos el anuncio en los diarios con el nombre de los desaparecidos. Esa misma noche Azucena fue secuestrada por los militares y recluida en la casa de torturas de la Esma. Su cuerpo fue lanzado al Río de la Plata y el mismo río la devolvió a las playas argentinas, hasta que fue identificado y sepultado. Los militares solían lanzar al río desde los aviones a sus opositores con una dosis de pentothal, en los llamados “vuelos de la muerte”. Lo mismo le pasó a dos Hermanas francesas que acompañaban a las madres (llamadas “las locas” por los militares); fueron las Hermanas Leoníe Duquet y Alice Demon. Cuenta la hija de Azucena: “El último día que vi a mi madre, se había enterado de que habían arrestado a otras activistas y no sabía si decírselo a mi padre; estaba preocupada. Salió para hacer las compras, y no volvió más”.

Foto: heroinas.net

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s