(Vaticano) MARY COLLINS: “ALGO FRUSTRANTE”

La irlandesa Mary Collins, víctima ella misma de abusos sexuales de un sacerdote cuando era menor de edad, es ahora integrante de la Comisión Pontificia para la Protección de los Menores liderada por el cardenal de Boston, Sean O´Malley. Collins afirma haber encontrado graves reticencias por una parte de la Curia a la hora de implementar medidas de prevención que ya el Papa ha ratificado. “Hay en la Curia quienes no ven necesarios estos cambios. Es algo frustrante. Hay un bloqueo, una resistencia para llevar las decisiones a la práctica”. El papa Francisco exige a todos los obispos suspender enseguida del ministerio a los clérigos acusados de abusos, recluirlos en un monasterio o en un lugar donde no pueda tener contacto con menores, iniciar un juicio canónico y al mismo tiempo denunciar a las autoridades civiles a los curas abusadores para el juicio civil. Parte de la jerarquía eclesiástica no comparte estas medidas que le parecen drásticas; el ocultamiento se sigue practicando. Francisco también ha creado un departamento específico en la Congregación de la Doctrina de la Fe para poner fin a los que él llama “sacrificios diabólicos”. Doctrina de la Fe ha recibido 6 mil denuncias “creíbles” de abusos a menores. Al mismo tiempo hay que reconocer la labor del Vaticano. La Santa Sede desde la “tolerancia cero” impuesta por el papa Benedicto ya ha expulsado casi un millar de curas, reduciéndolos al estado laical en la última década.

Por su parte el teólogo español Andrés Torres Queiruga afirmó en una entrevista refiriéndose a la película Spotlight: “Subrayar el problema solo en el ámbito eclesiástico es una actitud moralmente hipócrita si la “tolerancia cero” que practica hoy la Iglesia no sirve como detonante para una campaña general, una ola de indignación en defensa de miles y miles de niños y niñas abusados al interior de la familia, en el mundo de la enseñanza, de la medicina, del espectáculo, del deporte y de las agrupaciones juveniles. Dicho esto, no se pude no condenar, con una seria investigación y sanciones ejemplares, a los que son culpables al interior de la Iglesia. Pero quien ve la película, que yo valoro y comparto, con poca capacidad critica, sale con la impresión de que los abusos existen solo en las instituciones religiosas y que la religión es la responsable”.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s