RUSIA: LOS ORTODOXOS RUSOS Y PUTIN

El Patriarca Kiril de Moscú ha promovido, continuando la obra de Alexis II, un fuerte renacimiento cristiano en Rusia después de la caída del comunismo. Ha lanzado para Moscú el programa “200 templos” a construir, con el apoyo de la comuna. Fuera de las grandes ciudades como Moscú, hay una parroquia cada 9000 habitantes. En 1988, bajo la jurisdicción del Patriarcado de Moscú que se extendía sobre todo a los países de la ex Unión Soviética había 67 diócesis (ahora son 136), 21 monasterios (ahora son 620), 6.893 parroquias (ahora son 24 mil), 3 seminarios (ahora son 32, más 42 seminarios menores, 2 universidades etc.). Todo esto ha sido posible gracias al apoyo de Vladimir Putin, que fue bautizado secretamente en la Iglesia Ortodoxa por su madre. La unión Iglesia-estado cada vez más estrecha, ha hecho posible que también fuera reintroducida la clase de religión en las escuelas rusas. El poder le ha posibilitado a la Iglesia afianzarse en la sociedad, pero la práctica religiosa disminuye. A la misa solo acude el 6% de los menores de 30 años. La Rusia es entre los países donde hay más abortos y divorcios. El 70% de las muertes entre los menores de 34 años, se debe a las drogas. La Iglesia rusa más allá del nacionalismo y las alianzas políticas, padece los mismos problemas de Europa. Según Kiril los términos “ruso” y “ortodoxo” son sinónimos. Kiril no movió un dedo para desaprobar la acción militar de Moscú en la invasión de Ucrania del este. Bendijo las acciones militares de Rusia en Siria como una “guerra santa”. La falta de una debida actualización como hubo por parte de la Iglesia Católica con el Concilio, hace que se viva todavía un espíritu de cristiandad, vinculada al poder, con una religión muy conservadora fundada casi exclusivamente en el culto y la moral familiar. Por otra parte se teme el “expansionismo” y el proselitismo católico ya que Rusia se considera a si misma cristiana y no tierra de misión de nadie. El Papa Francisco al declarar que las dos Iglesias son “hermanas” y que la reunión en Cuba ha sido una reunión entre “dos obispos hermanos”, ha facilitado el diálogo. En el Sínodo Panortodoxo ahora también Kiril podrá impulsar una dinámica más ecuménica frente a las Iglesias reticentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s