KIRIL-FRANCISCO: REACCIONES AL ENCUENTRO

El premier ruso Dimitri Medvadev denunció por un lado “un clima de guerra fría” en el mundo y por el otro exaltó el “luminoso ejemplo del encuentro entre el Patriarca y el Papa y de cómo se comienza el camino de un acercamiento reciproco”. También un “sincero aliento y comunión espiritual” expresó el Patriarca Bartolomé de Instambul “al Papa y al hermano Kiril”. El encuentro era auspiciado por Bartolomé, que tiene un primado de honor en la Iglesia Ortodoxa, con la esperanza de darle más vitalidad al próximo Sínodo Panortodoxo. El mismo Kiril afirmó: “Ahora las dos Iglesias pueden colaborar, defendiendo a los cristianos perseguidos en el mundo, trabajando juntos en pos de la paz y para que la vida humana sea más respetada”.

En la Declaración Común, la perdida de la unidad es sinceramente deplorada; se denuncia el secularismo agresivo, la globalización de la indiferencia, el terrorismo. Se defienden las raíces cristianas de Europa, el matrimonio y la familia, la vida, lo inmigrantes. Se rechaza el proselitismo (“no somos competidores sino hermanos en la fe”) y se afirma que “el Uniatismo ya no es un modelo para el futuro, pero tiene el derecho a existir y trabajar , buscando una mayor armonía entre católicos y ortodoxos”. La Iglesia greco-católica (=uniatas) de Ucrania quedó alarmada, pero pidió a sus fieles “no exagerar la importancia del episodio en la vida de la Iglesia”. “De este encuentro con Moscú, es difícil esperar algo bueno; lo sabemos por experiencia”, dijo el arzobispo Sviatoslav Shevchuk. Según él, “el Patriarca ruso se movía en un mundo paralelo al del Papa”, con otros intereses de tipo político. Los cinco millones de greco-católicos han lamentado “las medias verdades de un documento que ven como un apoyo indirecto del Vaticano a la agresión rusa contra Ucrania, aunque en general el documento es positivo”. El arzobispo se queja de no haber sido consultado y dice “comprender los sentimientos de los que se sienten desilusionados y traicionados por el Vaticano, sobre todo en lo que en la Declaración se refiere al conflicto en Ucrania”. Subraya también varios puntos positivos de la Declaración, inclusive el reconocimiento del derecho a existir de los Uniatas y concluye: “La unión con el Papa no ha de ser el resultado de un acuerdo político o de un compromiso diplomático; la unidad con el sucesor de Pedro es una cuestión de fe”. El metropolita ortodoxo Hilarión, hablando de una posible comisión para lograr el fin de las rivalidades con los greco-católicos de Ucrania dijo refiriéndose a la entrevista anterior: “Ha sido negativa e insultante no solo hacia nosotros sino también hacia el Papa. No sienten la necesidad de una relación más fraterna; su retórica es hostil, agresiva y poco concluyente”. Hilarión está satisfecho por el encuentro de Cuba y pide intensificar los flujos de los peregrinos a los santuarios ya sea de Rusia como de los países occidentales.

El Papa, hablando con los periodistas, se dijo preocupado por las expresiones del arzobispo católico ucraniano que él conoce personalmente, pero consideró que su crítica era sobre algunos aspectos opinables de la Declaración (los que se refieren al conflicto en Ucrania) y no sobre el encuentro. El Papa opinó que esas declaraciones había que leerlas en su conjunto; reafirmó la necesidad de la paz en Ucrania y que se respeten los acuerdos de Minsk. Volvió a reafirmar que lo que se busca es que la Iglesia vuelva a respirar con sus dos pulmones de occidente y oriente. El Papa Francisco quiere romper todas las barreras entre oriente y occidente, entre norte y sur, terminar con las cruzadas y las santas alianzas. Por eso se relaciona libremente con Putin, Castro, Rouhani, Xi Jinping, Erdogan. Rechaza la teoría del choque de civilizaciones y próximamente se encontrará con el rector de la máxima Universidad Islámica de Al Hazar (Cairo). Recibirá también en el Vaticano el premio Carlo Magno, entre los más prestigiosos premios de la Unión Europea, pero ya afirmó que hay que “refundar” Europa. Tiene que volver a los principios de los padres fundadores (Adenauer, Schuman, De Gasperi) para salir de su aislamiento egoísta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s