Spotlight (“En primera plana”)

N-E6-040116-30_Drupal Main Image.var_1451969084
Película y comentario
El título en inglés vendría a ser algo así como “Luz de foco”, este término alude en realidad a un equipo de reporteros de investigación, que se desempeño en el diario Boston Globe en la década del 90 hasta los comienzos del siglo XXI.
La película es conocida en América Latina por el título de “En primera plana”.
Es un drama basado en el abuso de niños por parte de sacerdotes católicos, que envolvió a toda la ciudad de Boston en Estados Unidos.
Este hecho fue el que destapó una serie de escándalos producidos en el país mencionado entre las décadas del 60 y 90 del siglo XX.
Escándalos que no hubieran tenido la magnitud que tuvieron sin la complicidad de toda la sociedad de Boston y de la Iglesia Católica involucrada en el centro del mismo.
La película fue estrenada en noviembre de 2015, y es dirigida por Thomas Mc. Carthy,
Uno de los méritos del film es que no exagera nada. Denuncia que al menos en 90 casos varios sacerdotes habían aprovechado el poder y el prestigio que la Iglesia tenía en esa ciudad (la que tiene mayoría de católicos en Estados Unidos) para abusar sexualmente de niños.
El equipo periodístico empieza investigando a petición de un nuevo director de redacción, Marty Baron (Liev Shreiber) que considera que una denuncia de abuso sexual contra un niño en el que el p. Geoghan está involucrado es un caso que el equipo Soptlight debe investigar. Al principio los periodistas no están interesados, aunque Michael Rezendes (Mark Rúffalo) sí se siente muy interesado y apasionado por este caso.
Así es que el redactor responsable del equipo Walter “Robby” Robinson (Michael Keaton), cede a la presión y encara el caso.
Lo que sigue es una cadena de información que poco a poco y tras superar reticencias y desconfianzas del abogado que defiende a las víctimas (sin mucho éxito) Mitchell Garabedian (Stanley Tucci) empieza a desenvolverse.pg-31-spotlight-boston-4-hayes.jpg
El problema es que el paquete maloliente les estalla en la cara a todos los periodistas.
“La Iglesia es poderosa en esta ciudad, no les conviene revolver este asunto” les dice todo el mundo, desde los abogados, los jueces, los policias, y hasta los sacerdotes entrevistados.
Pero la verdad sale a la luz. Ellos descubren que un 6 % de todos los sacerdotes de la ciudad son pedófilos.
La pregunta que queda resonando en los periodistas que investigan es ¿cómo la sociedad, y cómo la Iglesia, y el mismo Boston Globe miraron para el otro lado mientras ocurrían estas cosas?

Este escándalo puso en crisis la fe de muchos. De hecho los periodistas no son anticatólicos ni se sienten con la ambición de destruir a la Iglesia, sino que viven la situación con verguenza, con ira y con una profunda desilusión.

Nuestras conclusiones
Es una película seria, y bien planteada, no recurre a lo lacrimógeno ni a lo morboso, sino que sin violentar al espectador le lleva a sentir lo que ese equipo de periodistas experimenta. Benedicto XVI afirmó que esta era la crisis más importante de la Iglesia contemporánea.
Este escándalo provocó una revisión profunda del problema a nivel de Iglesia, porque este problema no se debió al clima de hedonismo sexual de Estados Unidos. De hecho, fue en ese país donde se empezó a descubrir el tema a la opinión pública, pero no fue el único país involucrado. Gracias a estos acontecimientos revelados por estos periodistas que arriesgaron su carrera y continuidad en su empleo, la Iglesia misma inició una investigación que aún no ha terminado.
El papa Francisco se ha caracterizado por enfocar el problema sin cortapisas y declarar que no hay lugar en la Iglesia para los encubridores y los abusadores sexuales de niños.

 

Eduardo Ojeda.

4 comentarios en “Spotlight (“En primera plana”)

  1. ¿Y cuántas películas hacen los judíos dueños de Holywood sobre la labor heroica que hacen miles de sacerdotes en hospitales, cárceles, zonas selváticas, pueblos olvidados, manicomios, y parroquias?
    ¿Y los millones de dólares que obtuvieron por la cinta se los van a regalar a las víctimas?

    Me gusta

    1. Estimada María,

      dejarse llevar por los sentimientos no es siempre una buena línea de acción. La película en cuestión muestra por supuesto una faceta del problema y no es un juicio sobre la Iglesia católica o sobre sus sacerdotes: igual no faltaron películas que mostraron el buen ministerio de muchos de ellos. Por otro lado no es posible reparar el daño sufrido por las víctimas con dinero.
      El problema es complejo: la búsqueda de la verdad (por lo menos en este mundo no la podremos conocer completamente) sobre el mismo ayuda a prevenir nuevos acontecimientos deplorables.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s