BARBARA BETTI: LOS HEROES ANONIMOS

Había renunciado a todo el tratamiento contra el cáncer para darle lugar al nacimiento de su nena. Varias personas, inclusive médicos, le aconsejaron el aborto. Ella se sintió como la abogada de su niña que iba creciendo en su vientre y se negó. La criatura nació sana y bellísima, pero al poco tiempo ella, una joven abogada italiana, se murió abrazada a su niña y a su marido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s