Vaticano

LAS LLAGAS DE LA IGLESIA

RosminiA mitad de 1800 el presbítero italiano Antonio Rosmini escribía el libro: “Las cinco llagas de la Iglesia” (dos de las cuales, la pobreza de la Iglesia y el nombramiento de obispos son todavía muy actuales), prohibido por las autoridades eclesiásticas. Luego de 150 años Rosmini fue beatificado ver Umbrales 184. Después de Rosmini fue otro presbítero, el también italiano Lorenzo Milani, que puso los dedos en las llagas con el libro “Experiencias pastorales”, también prohibido. El Papa Francisco el año pasado habló de 15 llagas en su discurso a la curia romana. Se atrevió a hablar de “casta”, “alzheimer espiritual”, “terrorismo de los chismes”, “fosilización mental”, “rivalidad y vanagloria”, “exhibicionismo”. Este año, con motivo de la Navidad y hablando a la misma curia, aún alabando a las personas fieles y honestas, manifestó que la reforma “seguirá adelante con determinación, lucidez y resolución”. Hizo un catálogo de virtudes necesarias, no solo para la curia sino para todos los que están al servicio de la Iglesia; se trata de 24 virtudes para emprender un camino de misericordia en el marco del Jubileo. El Papa manifiesta que “algunas de esas enfermedades denunciadas el año pasado se han manifestado, causando no poco dolor e hiriendo a tantas almas”. Los antibióticos que ahora propone el Papa son varios como por ejemplo “la capacidad de renunciar a lo superfluo y de resistir a la lógica consumista dominante” o cuando habla de erradicar “recomendaciones y sobornos”. El Papa pidió perdón por los escándalos y recordó las palabras de Jesús para el que causa un escándalo en la Iglesia: “más vale que le cuelguen al cuello una piedra de molino y lo tiren al mar”.

MISIONEROS DE LA MISERICORDIA

Para el Jubileo de la Misericordia, el próximo miércoles santo en la basílica de san Pedro en Roma el Papa enviará por todo el mundo a cientos de “misioneros de la misericordia”. Estos son elegidos, y también pueden autocandidarse, por los obispos de cada diócesis de acuerdo con el Pontifico Consejo de la Nueva Evangelización. Según su presidente, el arzobispo Rino Fisichella, éstos han de ser “personas de paciencia, buenos predicadores, grandes confesores, dispuestos a viajar y movilizarse con espíritu de sacrificio”. El Papa pide que se organicen en cada diócesis Misiones para el Pueblo. Los Misioneros tendrán también la facultad de absolver los pecados reservados a la Santa Sede y que comportan automáticamente la excomunión. Estos son cinco: la profanación de la Eucaristía, la absolución del cómplice, la violación del secreto de confesión, la ordenación episcopal sin autorización papal, violencia física contra el Papa. También todos los sacerdotes en este Año de la Misericordia podrán perdonar el pecado de aborto (reservado normalmente al obispo); y esto vale no solo para la mujer que lo hace, sino también por quien la induce a abortar, por quien practica o coopera en el aborto. El Papa pide que este trabajo de los misioneros se intensifique y se aproveche sobre todo durante el tiempo de Cuaresma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s