Saludo a nuestros lectores

En el umbral del 2019, el equipo redactor de esta pequeña revista dehoniana quiere saludar a todos los queridos lectores amigos y amigas que nos han acompañado a lo largo de este tiempo. Primo, Rino, Pablo, Diego, Sandra, Luis, Jorge, Eduardo, Gerardo y María se comprometen día a día a mantener vivo el espíritu del Concilio, a seguir informando sobre las realidades latinoamericanas desde una perspectiva transformadora, a contribuir a la formación de agentes pastorales cercanos al pueblo y abiertos a Dios. Les damos nuestra palabra de que seguiremos utilizando un lenguaje accesible para anunciar Su Mensaje, sin dejar de ser serios y profesionales. En tiempo de reflujo, predicaremos la Doctrina Social de la Iglesia, entregaremos buenos materiales para estimular el pensamiento nuevo y crítico, para reformular los lugares comunes, para revisar en profundidad y para estimular la mirada polifacetada. Es nuestro deber y misión ensanchar cada vez más los espacios de diálogo. En eso estamos constantemente.
La presencia de ustedes nos impulsa a seguir cruzando umbrales para volver al Evangelio. Vamos todos? Así, juntos,podremos ir construyendo una vida transparente y coherente con Jesús.
Gracias por todo! Que tengan un hermoso año 2019 con muchas bienaventuranzas afectivas, espirituales y laborales… y como no podía ser de otra manera, les deseamos que llegue con muy buena lectura para pensar con la verdad, y actuar con libertad, iluminando los caminos y haciendo brotar nuevas vivencias. ABRAZOS!

Feliz Navidad

¡Dios se hace Hombre!
Y transita por este mundo, hecho carne, sentimiento y dolor, constancia y liberación.
Nos da aliento en las luchas cotidianas, de los pueblos que caminan por las rutas necesarias del compromiso y del derecho a una vida digna.
Desde Umbrales le ofrecemos nuestro corazón como pesebre y cuna de sus sueños que son los nuestros. Nuestra ofrenda es el esfuerzo cotidiano por construir sin pausa una realidad donde las cosas pueden ser de otra manera. Campean sobre nuestra tierra las ambiciones imperiales, los abusos de poder y una agresión que asedia y desgarra la identidad y la cultura propia, violencias que vulneran al ser para atarlo a la desdicha.
Nuestra revista quiere ser ejemplo solidario hecho cotidianidad, para que sea Él quien viva en nosotros a través de una Misión que nos caracteriza y nos define desde hace 28 años como una publicación crítica, eclesial, profundamente humana. Escribir sobre todos los temas con el respeto y el nivel que merecen nuestros lectores, razón de ser de nuestra pastoral y a quienes tanto tenemos que agradecer. Este modo de “ser Umbrales” nos ha permitido tender brazos y manos a los débiles y olvidados (a veces también por nuestra Iglesia) y dar batallas que sabemos de antemano que no están perdidas porque Dios es eternamente con nosotros y nosotras.
Esta Navidad es un renacer de Umbrales… agradecer a los lectores que siempre acompañan la propuesta y a los nuevos amigos que se incorporan al equipo trayendo dinamismo y aire fresco… gente linda y comprometida con un amor insubordinable por los demás, con la suficiente capacidad de ser críticos y con una armonía activa que redundará en más contenidos de calidad para seguir pensando y actuando en dirección a una vida más justa, más libre y más auténticamente plena.

Con la interna algarabía de ser convocados a pregonar que Dios sigue al firme su eterna lucha contra el mal uso de la libertad que nos concedió, en nuestro pesebre que llamamos UMBRALES, reafirmamos nuestra voluntad de “hacer viral la palabra y el ejemplo de Jesús”. Recibe nuestro abrazo navideño.

Pesebre en la ciudad siria de Homs

Contemplemos la visita de María a su prima Isabel

Sandra Rodríguez

El Evangelio en éste Cuarto Domingo de Adviento nos invita a contemplar el pasaje en el que María visita a su prima Isabel.

Evangelio según San Lucas (1,39-45):

En aquellos mismos días, María se levantó y se puso en camino de prisa hacia la montaña, a una ciudad de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel.
Aconteció que, en cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Se llenó Isabel del Espíritu Santo y, levantando la voz, exclamó:
«¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? Pues, en cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre. Bienaventurada la que ha creído, porque lo que le ha dicho el Señor se cumplirá».

Seguir leyendo

ARGENTINA “NO SERÁ NAVIDAD SI NO SE AYUDA A UN POBRE”

El  papa Francisco pronunció estas palabras hace unos días recordando que “si nos llenamos de regalos y comidas pero no ayudamos ni a un pobre, no celebramos Navidad porque Dios nació y se hizo pobre. Navidad es la victoria de la sencillez y la sobriedad sobre la opulencia, del silencio y la oración sobre el alboroto del consumismo”. Estas palabras han inspirado múltiples iniciativas de caridad en Argentina. Según una encuesta, mitad de los cristianos argentinos ya no arman el pesebre navideño; por el contrario el 82% de los argentinos levanta el arbolito. Aún así, cada vez más parroquias disponen de su templo, salones y colegios a favor de personas de escasos recursos o que están solos para la cena de Noche Buena o el almuerzo del día siguiente. Aumentan también los voluntarios y los donantes. En la iglesia San Cayetano de Liniers, dedicada al patrono de los trabajadores, habrá este año un record de asistencia a la comida tras la misa de Noche Buena, de unas mil personas. Otros almuerzos navideños tradicionales son los que organizan la Comunidad San Egidio, la basílica Nuestra Señora de la Merced y la de San José de Flores, además de muchas otras parroquias de la Capital, del cono urbano y del interior. Se quiere convertir los templos y los lugares sagrados en pesebres para darles una acogida fraterna a esas personas para los cuales “no hay lugar en los albergues” (Lc 2,7), muchos de ellos inmigrantes. Para estas iniciativas que quieren ser un signo profético de la Navidad, todas las comunidades parroquiales se ponen en movimiento. En la parroquia San Nicolás de Bari surgió en el 2000 la Noche de la Caridad, en la que tras la celebración de la Noche Buena cientos de jóvenes recorren durante la entera noche los sectores más pobres repartiendo alimentos y augurios de paz.

ECUMENISMO: ¿QUÉ PASA DESPUÉS DE KIEV?

El arzobispo Dr. Anastasios (Anastas Janullatos) presidente del Santo Sínodo de la Iglesia Ortodoxa Autocéfala de Albania.

En una entrevista a un semanario alemán del 12 de diciembre pasado, el presidente del Pontificio Consejo para la Unidad de los Cristianos cardenal  Kurt Koch vislumbró lo que pasará después del Concilio de Kiev. Dijo: “El Patriarcado ortodoxo ruso no participará más en las reuniones donde estén como co-presidentes los de Constantinopla; por lo tanto tampoco estarán en las reuniones  de diálogo con los católicos como ya sucedió en Bose en noviembre pasado. Sin embargo las demás 13 iglesias ortodoxas han decidido continuar y así haremos. Por parte nuestra no se han interrumpido los diálogos ni con el Patriarcado de Moscú  ni con el de Constantinopla. Seguimos celebrando el encuentro de Francisco y Kirill en el 2016 en Cuba y los encuentros de este año en Viena. El Vaticano es neutral y no toma postura a favor de nadie, por ser una problemática interna de ellos; rezamos para que se encuentre una solución y se vuelva a la comunión eucarística. Con los ortodoxos estamos trabajando sobre el tema: “Sinodalidad y primacía en el segundo milenio”. Se retomarán los trabajos en noviembre del año próximo. Es una empresa difícil resumir mil años de historia de común acuerdo, para poder después avanzar en el diálogo”. En Ucrania la Iglesia ortodoxa fiel a Moscú sigue siendo la mayoritaria, pero encuentra ahora el ostracismo de las autoridades civiles que hacen causa común con la nueva Iglesia autocéfala. Del Concilio han participado 52 obispos, pero los 94 de la iglesia filo-rusa no han participado y por lo tanto la unificación no se dio. El arzobispo Anastás de Albania escribió a Kirill: “Más que la unidad de los ortodoxos en Ucrania, me temo la ruptura de la unidad en todo el mundo ortodoxo. La Eucaristía que es el misterio del amor de Cristo, no puede ser utilizada como una arma de una Iglesia contra otra”. Se refería a la decisión de Moscú de romper la comunión eucarística con el  patriarcado de Constantinopla.

VATICANO: JORNADA DE LA PAZ

El lema de la Jornada Mundial de Oración por la Paz el 1º de enero del año próximo será: “La lucha política está al servicio de la paz”. En su discurso sobre el tema el Papa clamó contra los “vicios de la política” como la corrupción, el enriquecimiento ilegal, la tendencia a perpetuarse en el poder, la justificación del poder mediante la fuerza, la negación de los derechos humanos, la xenofobia y el racismo, el rechazo al cuidado de la tierra, la explotación ilimitada de los recursos naturales, el desprecio y olvido de los inmigrantes y exiliados, la proliferación incontrolada de armas. Puso énfasis especial en el trato con los migrantes: “No son aceptables los discursos políticos que tienden a culpabilizar a los migrantes de todos los males”, escribió.

ESPIRITUALIDAD DE ENCUENTRO Y ACOGIDA

Recientemente la revista alemana Forum Weltkirche solicitó a Rosa Ramos un planteo(1) sobre una espiritualidad misionera hoy,
para un número dedicado al tema Misión… ahora lo compartimos con nuestros lectores.

forum-weltkirche.de

La Iglesia es, de suyo, misionera

La Iglesia inspirada por el Espíritu Santo ha superado la concepción de Extra Ecclesiam nulla salus”, lo cual la ha liberado de ese postulado tan absoluto y soberbio, como dramático, angustioso y exigente. Asumir este cambio de paradigma no significa dejar de valorar la entrega generosa hasta el martirio de tantos misioneros y misioneras a lo largo de dos milenios que, en fidelidad a su fe y creencias epocales, no escatimaron esfuerzos ni retuvieron para sí la vida, sino que la donaron entera al servicio de la misión asumida. Tampoco significa la renuncia del anuncio de la Buena Noticia de Jesús de Nazaret, Dios hecho hombre, hermano y salvador.

Seguir leyendo

NAVIDAD: REGALO DE AMOR, MISTERIO DE FRAGILIDAD

Diego Pereira Ríos

Cottolengo Femenino Don Orione, Montevideo

Faltan pocos días para la Navidad y entre tantas cosas nos podemos perder lo central, lo importante, diríamos lo imprescindible. Pero sobre todas las cosas nos podemos perder la oportunidad de vivir la experiencia de un amor tan grande y fuerte, muy similar al humano, pero aun así muy distinto. La Navidad es, por un lado, el acontecimiento por el cual el ser humano es visitado habitado por Dios, lo que muestra su fragilidad y por ello su necesidad de Dios. Por otro lado, es la entrega de una total confianza de parte de Dios en el ser humano, colocando en manos de María y de José, el cuidado de su propio hijo. Regalo inmerecido y misterio a la vez: Dios cree y apuesta todo, lo entrega todo en total confianza hacia el ser humano. En nuestras manos frágiles Dios coloca lo más valioso que posee: su propio Hijo y apuesta a que sabremos reconocerlo y cuidarlo.

Seguir leyendo

VATICANO: EL CASO PELL

Pell: “La misma idea del abuso sexual me parece aberrante”

Un jurado australiano ha declarado al cardenal George Pell culpable de abusos sexuales de menores en la década del noventa. Hay dos juicios contra él, uno por presuntos delitos sexuales en la catedral de Melbourne y el otro por abusos en Ballarat. Pell está libre bajo fianza. El resultado definitivo del primer juicio y la sentencia se obtendrán posiblemente en la mitad del próximo mes de febrero.

Seguir leyendo

MÉXICO: “POLÍTICA NEFASTA” DE TRUMP

El 13 de diciembre fueron detenidas por militares de Estados Unidos más de 30 personas, en su mayoría religiosos, en el muro fronterizo entre San Diego (California) y Tijuana (México) por solidarizarse con las caravanas de inmigrantes centroamericanos. Se habían congregado más de 300 líderes religiosos, activistas y defensores de derechos humanos para protestar contra la “política nefasta” de Trump con los inmigrantes. Llegaron hasta el muro tras hincarse de rodillas y entonar cánticos religiosos, con las manos levantadas. Dijeron: “No queremos muros y damos la bienvenida a quienes solicitan asilo; rechazamos la militarización de las fronteras. Están atropellando gente y arrojando gas lacrimógeno contra inocentes; por eso quisimos ofrecer también nuestro cuerpo en solidaridad con ellos”. Los manifestantes forman parte de un movimiento nacional en Estados Unidos que se llama: “El amor no conoce fronteras”. Siempre en Estados Unidos 3.700 líderes religiosos (evangélicos y católicos) cuestionaron la política de Trump en la frontera sur. Los inmigrantes fueron bien recibidos en México y hasta el Papa felicitó la actitud de acogida de la Iglesia y de la gente. Muchos de ellos optaron por quedarse en México o volver a su país frente a la actitud cerrada e intolerante del gobierno norteamericano.